miércoles, 6 de julio de 2011

Silencio

Dicen que en el principio fue el caos. Pero para mí, el principio fue el silencio. Y el silencio engendró al sonido y el sonido a la palabra. Y la palabra engendró al caos. Y del caos nacimos nosotros, hilos de luz y de sombras entrelazados, bendecidos con la palabra, con el sonido y buscando, cada tanto, la paz en el silencio.