martes, 28 de junio de 2011

Cuándo

Había algo sin definir, algo así como una cadena de alegrías nebulosas.
No era, siquiera, una interdicción.
Bruma.
Una suerte de imposibilidad, como si te soñaras en un sueño que se sueña a sí  mismo.
Hombre de vitruvio.
Simetría.
Número de oro.
Una cascada flamígera.
Un montón de respuestas esperando preguntas.
Yo.
Vos.
El mundo cimbrando.
Te imagino así, como el mundo dice: flexible.
Y digo cuándo.

viernes, 24 de junio de 2011

Nada/Todo

Nada de lo que pasa, me pasa. O todo.
Es ese saber que ahí afuera, están el monstruo y la alegría y en el medio de los extremos, todo lo demás.
Acá es para hablar...iba a decir de la muerte. Pero pensé  "mejor no",  porque el blog se llama La vida por ahí. Lo que sucede es que la muerte también está por ahí.
La oscuridad acecha tanto como la luz. Cualquiera de las dos mata o da vida.
Porque la vida y la muerte son dos caras de la misma moneda, son hermanas mellizas separadas al nacer y se buscan desde el primer grito y finalmente, se reencuentran. Y, entonces, comienza otra vez. Una danza infinita. Un parpadear eterno. Una voz perdida y recuperada en ese charco de estrellas mudas. Una boca apenas abierta. Una garganta primordial. Un hueco de tierra húmeda en el que me hundo para germinar.
Me pierdo entre tallos y raíces. Sigo a esa loca caravana de dioses estivales que prometen dichas y dan faenas.
El único regalo que tenemos es el tiempo.